Tipos de aborto

El aborto es la interrupción natural o voluntaria del embarazo, pero también puede referirse al malogro de planes o actividades deseadas.

En este artículo revisaremos las diferentes maneras que existen de cancelar un embarazo humano.

Cuando los abortos son naturales, significa que son involuntarios, ya que en tal caso son los organismos femeninos los que repelen al feto, y, por tanto, interrumpen el embarazo; en contraparte, el aborto voluntario, comprende una interrupción del embarazo mediante medicamentos o cirugía.

Tipos de Abortos


El aborto habitual.

Se llama aborto habitual, cuando ocurren tres abortos naturales uno después de otro sin la más mínima posibilidad de poder quedar embarazada; esto normalmente es tratado por el médico especialista.


El aborto voluntario.

Es la interrupción del embarazo inducida de manera artificial. Los abortos voluntarios se pueden realizar química (medicamentos) o quirúrgicamente, y según la estadística, se realizan anualmente cerca de 50 millones de abortos en el mundo.

El aborto por medicamentos.

Es aquel aborto voluntario realizado por ingestión de una tableta llamada mifepristona (una antiprogestina), la cual es un agente abortivo, posteriormente, se suelen aplicar cuatro tabletas de misoprostol (prostaglandina) en la vagina después de 36 a 48 horas, entonces se produce un sangrado entre la pared del útero y la placenta y el feto muere, este sangrado puede alarmar al presentarse en la vagina, pero es perfectamente normal.

El misoprostol hace que el útero se contraiga, después de unas horas vienen las poderosas contracciones del útero, el 95% ha interrumpido el embarazo en un plazo de 8 horas, sin embargo, un 3% necesita un legrado después. Los efectos secundarios son principalmente el dolor debido a las contracciones del útero, así como náusea y diarrea.

Con este método, antes de las 9 semanas de gestación, en algunos países se puede estar en casa para aplicar el misoprostol en la vagina y así realizar el aborto en la propia casa, en contraste, entre las semanas 9 a 12 de gestación, el aborto por medicamentos debe ser realizado en un hospital especializado.

El aborto quirúrgico

El aborto quirúrgico se realiza bajo anestesia general, sin necesidad de hospitalización forzosa (servicio médico ambulatorio). Lo que en él sucede en que el cérvix se bloquea  ligeramente y los productos del embarazo se eliminan con una succión de vacío, el procedimiento dura aproximadamente 5 minutos.

Las complicaciones graves son muy raros y pueden incluir: no quedar totalmente vacía, infección, perforación de la pared uterina (ocasionada en la pared del útero con un instrumento), las consecuencias de una perforación dependen de qué órganos pueden haber sido dañados, y una operación podría ser necesaria; la infertilidad como resultado de un aborto es extremadamente rara.

El aborto por solución salina.

Este tipo de aborto es practicado cuando ya el feto ha sobrepasado las 16 semanas de gestación y consiste en la suplantación del líquido amniótico por una solución salina que destruye al feto en el transcurso de las próximas 12 horas.

El aborto legal y el aborto ilegal.

En distintos países, la legislación ha prohibido el aborto ya que se considera un acto en donde se está decidiendo sobre otra vida, y esto ha ocasionado muchos debates al respecto que han llevado incluso al cambio de legislaciones, de tal modo que, actualmente, el aborto puede ser algo contemplado como legal, otorgando el derecho y poder de decisión sobre su cuerpo y el de su hijo a la madre, así como también puede ser ilegal y por ende, los servicios médicos no pueden realizarlo de manera oficial.

El aborto en todo el mundo

Las estimaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) le da a todo el mundo a grandes rasgos, es que se realizan en el orbe unos 50 millones de abortos al año. De ellos, aproximadamente la mitad se realiza de manera insegura, es decir, que se realizan en condiciones que a menudo conducen a complicaciones.

Casi todos ellos se producen en países en desarrollo, hay que destacar que anualmente mueren 52 000 mujeres como consecuencia de abortos inseguros, incluso en algunos casos en los que es posible obtener un aborto seguro, la escasez de trabajadores de la salud, los recursos hospitalarios y la financiación pública de la asistencia sanitaria hacen que las mujeres solo aspiren a los métodos de aborto inseguro.

Países como Rumania, Sudáfrica y Nepal son ejemplos de estados en los que la liberación de las leyes sobre el aborto han llevado a una reducción en las muertes asociadas a él, ya que son las instituciones públicas las que se hacen cargo de manera segura.



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Revista educativa MasTiposde.com.
  • Fecha de publicación: Marzo 2, 2016.

Para citar este artículo en formato APA: