tipos de adverbiosEl adverbio es una palabra que modifica a los verbos, a los adjetivos o incluso a otros adverbios, su función principal es la de modificar a los verbos para indicar tiempo, lugar, modo y cantidad, y, en el caso de afectar a adjetivos y otros adverbios, lo que hacen es aumentar el significado de los mismos:

  • El rufián reaccionó amenazadoramente.
  • Nunca vienen con noticias esperanzadoras.
  • La ciudad está densamente poblada.
  • Mi primo Brian está ligeramente indispuesto.

Se caracterizan gramaticalmente porque no tienen, a diferencia de los artículos, adjetivos, sustantivos, verbos y pronombres, morfemas flexivos que a veces suelen presentar en el habla coloquial. (Puedes conocer la clasificación, funciones y clases de adverbios en este link.)

Tipos de adverbios.


Los adverbios se dividen en dos grandes clases, de acuerdo a su función: los adverbios calificativos y los adverbios determinativos; dentro de estos últimos, yace la subdivisión más extensa y conocida.

Adverbios calificativos.

Son los adverbios que se derivan de adjetivos, y hay que saber que funcionarán como adverbios cuando no tienen flexión y modifican verbos, adjetivos u otros adverbios; más, serán adjetivos si acompañan a un sustantivo y son de igual género y número.

  • Será peor decirle que no (Adverbio)   /  Los resultados fueron peores (Adjetivo)
  • Hay que cantar bajo (Adverbio) / Es un techo bajo. (Adjetivo)

También, aquellos adverbios que se forman a partir de adjetivos, agregándoles el morfema –mente, son adverbios que generalmente indican modo (manera de realizar una acción):


  • Alis cantó forzadamente.
  • Ya estando allí, ellos se abrazaron fuertemente.

Adverbios determinativos.

Desempeñan una función gramatical parecida a la de los pronombres, ya que bien puede decirse que aparecen en lugar de un nombre:

  • Nosotros seis trabajamos en ese edificio.

Por lo tanto, de acuerdo con su significado, dentro de estos adverbios entran las famosas subclases:

Adverbios de lugar.

Son los adverbios que indican el lugar en donde una acción verbal toma lugar, los más comunes son: dónde, donde, dondequiera, delante, adelante, alrededor, detrás, encima, debajo, arriba, abajo, fuera, afuera, dentro, adentro, cerca, lejos, aquí, allí, ahí, acá, allá:

  • Rosa vive muy cerca del centro.
  • ¿En dónde trabaja Roberto?

Adverbios de tiempo.

En este caso, indican el momento en el que una acción se lleva a cabo, los más usuales son: cuándo, cuando, nunca, jamás, siempre, todavía, hoy, mañana, ayer, ya, ahora, entonces, antes, después, pronto, tarde, mientras, luego, temprano:

  • ¿Cuándo lograste convencer a tu madre?
  • Después de enterarse de lo que sucedió, Susan llegó temprano a su casa.

Adverbios de modo

Como ya dijimos arriba, se refieren a la manera en la que se realiza una acción, los más famosos son: como, cómo, así, apenas; o sus locuciones: sin ton ni son, de prisa, cara a cara, a tontas y a locas, como si nada:

  • ¿Cómo fue que lograste besarlo?
  • Ante tal situación, Rubén se quedó como si nada.

Adverbios de cantidad.

Son unos muy curiosos adverbios que nos indican la cantidad de acción realizada, muchos de ellos intensifican y son fácilmente encontrados modificando adjetivos o adverbios, los más conocidos son sin duda: cuánto, cuanto, muy, tanto, casi, nada, poco, menos, bastante, demasiado, más, mucho:

  • Aleyda duerme demasiado.
  • La novia de Daniel es muy alta.

Adverbios de duda.

Son aquellos que indican posibilidad, deseo, o duda acerca de algo, los más conocidos son: acaso, tal vez y quizá.

  • Quizá nos baste con dos sueldos.
  • Si decimos la verdad nuestras madres tal vez se escandalizarían.
  • Acaso realmente lo amas.

Adverbios de afirmación.

Son los que se usan para asegurar o confirmar la acción llevada a cabo por el verbo, algunos de ellos son: exactamente, ciertamente, también, sí. O su locución: Así es:

  • Yo consideré todos las posibles consecuencias.
  • Así es José Ramón, así es.
  • Ciertamente él era el hijo del hombre.

Adverbios de negación.

Son aquellos que se utilizan para negar el verbo o algún complemento de la oración, los más usados son: no y tampoco:

  • Erick tampoco estuvo de acuerdo.
  • Galaxia no es más bonita que tú.

Locuciones adverbiales, diminutivos y locuciones latinas.

En algunos ejemplos anteriores, dijimos que las locuciones también forman parte importante de los adverbios, y es que, estas locuciones o frases adverbiales son muy comunes en el habla coloquial y en la literatura de habla hispana, incluso hasta nuestros días solemos utilizar locuciones de origen latino.

Revisemos algunos ejemplos de estas frases, más, algunos adverbios en diminutivo, eso nos dará una idea de cómo los adverbios forman una clase o categoría gramatical muy grande y heterogénea.

Locuciones adverbiales:

  • Cara a cara.
  • A sabiendas.
  • De vez en cuando.
  • Sin ton ni son.
  • A la buena de Dios.
  • A regañadientes.
  • A pie.
  • A ciegas.
  • De prisa.
  • De cuando en cuando.

Diminutivos:

  • Cerquita.
  • Despuesito.
  • Lueguito.
  • Apenitas.
  • Abajito.

Locuciones adverbiales latinas:

  • In fraganti.
  • Sui generis.
  • A posteriori. 
  • A priori.
  • Ad hoc. 
  • Ex profeso. 
  • Ipso facto. 
  • A grosso modo. 
  • Motu proprio. 
  • Verbi grantia



Créditos:


  • Autor: Equipo de redacción, Revista educativa MasTiposde.com.
  • Fecha de publicación: Abril 8, 2016.

Para citar este artículo en formato APA: