Una bala es un proyectil realizado con un material sólido y terminado en punta cónica. Es un tipo de munición disparado por un arma de fuego mediante una gran potencia generada por la pólvora y la energía residual que esta provoca.

Normalmente suelen ser metálicas y pesadas, aunque en algunas ocasiones especiales pueden estar fabricadas de madera o plástico. Excepto las que son completamente esféricas y simétricas (las cuales pasan a denominarse perdigones si su diámetro es inferior a 5mm), las balas se pueden dividir en tres partes diferentes: punta, cuerpo y culote.

Aunque este concepto se utilice principalmente en relación al campo armamentístico, bala también hace referencia a un paquete de productos blandos apretado y atado (ej. bala de paja) y a un término coloquial para designar a una persona poco seria e irresponsable.

Las balas pueden clasificarse de diferentes maneras: basándose en los elementos que contienen, del efecto que producen, según su contorno, etc. Así pues, nos limitaremos a tipificarlas según los tipos más significativos:

Tipos de balas


La tipología balística que más se utiliza hoy en día es la que hace referencia a los efectos que producen los disparos de las balas cuando impactan contra una superficie. Desde esta perspectiva, podemos diferenciar los siguientes tipos de proyectiles:

Balas expansivas

Un disparo de estas características busca causar la mayor destrucción o daño posible. La bala se deforma una vez ha entrado en el cuerpo que ha servido como blanco, expandiéndose y concediéndole toda su energía. Actualmente las balas expansivas más usadas son conocidas como de punta hueca.

Balas frangibles

Están fabricadas con una composición de cobre y estaño, mezclados mediante la alta presión o con algún tipo de material aglomerante como podrían ser el estaño o el nylon. De esta forma se logra evitar los rebotes cuando la bala choca contra un plano de elevada dureza o por otro lado, se consigue atravesar el blanco.

Balas perforantes

Este tipo de proyectil está blindado con un núcleo duro perforante, con el cual se pretende poder atravesar blindajes ligeros. El núcleo de acero está cubierto de una envuelta de plomo, el cual a su vez, es rodeado por una capa convencional. Cuando la bala impacta contra el blanco, las capas se desprenden y el acero mantiene la trayectoria inicial.

Balas trazadoras

Buscan como objetivo principal señalizar la trayectoria que siguen mediante una estela luminosa o de humo, lo que permite corregir posteriormente el tiro. Estas balas suelen ser algo más largas de lo habitual, ya que en su interior tienen un hueco donde se aloja la carga trazadora, que suele ser de fósforo. Actualmente se las puede distinguir porque su ojiva es de color verde o rojo, depende del país de fabricación.

Incendiarias

Contienen una sustancia química inflamable que se activa cuando entra en contacto con el aire o cuando impacta. Su objetivo es crear un incendio en el lugar en el que chocan. Este material suele ser fósforo blanco, el cual va emplazado en el interior de la ojiva. Actualmente estas balas se pueden reconocer ya que van pintadas de azul o naranja.

Explosivas

Son balas que tienen una carga que al impactar explota. Este tipo está pensado para detonar al chocar contra su blanco. Fueron de los primeros tipos de balas que se construyeron. El material que explosiona, es una mezcla de fulminato de mercurio con clorato de potasio, el cual detona debido a la fuerte presión a la que se ve sometida la bala en el momento del impacto.

En segundo lugar, se pueden distinguir otras tipologías de balas atendiendo a su forma, o más bien, a la forma que presenta cada una de las partes de una bala:

  

Atendiendo al cuerpo

Esta puede ser esférica, cilíndrica, ojival (redondeada en la punta), aerodinámica (alargada y fina en la punta) o mixtas (cilindro-cónica o cilindro-ojival).

Según la forma de su base

Una bala puede ser hueca o perforada, de tronco cónico, cóncava, plana o talonada.

Teniendo en cuenta  la parte superior  (la punta)

Podemos diferenciar entre una bala roma (o redondeada en la punta) , una plana, hueca o aguda (puntiaguda).

Según la silueta

Atendiendo al relieve del cuerpo se pueden contabilizar cuatro tipos de balas. La moleteada, la cual presenta un relieve hacia afuera.  La ranurada, que presenta pequeñas incisiones;  la entallada y la lisa.

En último lugar, si atendemos a su composición, es decir, con que materiales están construidas, podemos diferencias entre:

Balas realizadas con un solo elemento

Este tipo de balas, ya estén hechas de madera, plástico o metal, pueden ser a su vez huecas o macizas.

Formadas por más de un elemento

La denominación de las balas que están constituidas de más de un material, hace referencia al material con el que está hecho su recubrimiento; el cual puede ser de latón, cobre, cuproníquel, acero latonado, teflón, etc.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Revista educativa MasTiposde.com.
Fecha de publicación: febrero 14, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: