El baño, o también llamado cuarto de baño, hace referencia a una estancia que se puede encontrar tanto en lugares públicos (inclusive en la calle) como en privados. Se construye con la función de tener un lugar íntimo donde las personas puedan realizar las funciones vitales de evacuación corporal, así como asearse. Es decir, lavar sus dientes, pelo, cuerpo, etc.

Los cuartos de baño se caracterizan por poseer un mobiliario específico compuesto por una bañera o ducha, un inodoro, un lavabo y en ocasiones un bidé. Estos útiles pueden variar según culturas y lugares. Dentro de ésta habitación se pueden encontrar también otros productos relacionados con la higiene, como jabones, cremas, esponjas, etc.

Por otro lado, se denomina con la palabra baño al procedimiento por el cual se realiza una limpieza del todo el cuerpo o parte de él. Los baños son muy utilizados actualmente como método relajante, ya que cuando nuestro cuerpo está bajo el agua, la presión de músculos y articulaciones baja, dando una sensación de bienestar.

En estos baños se utilizan geles, esencias y otras sustancias que, junto a una atmósfera determinada, con luces tenues y música tranquila, se utilizan en hidroterapia (balnearios, saunas, piscinas termales, etc.) como método para tratar algunas enfermedades y lesiones.

Tipos de baños


Siguiendo la primera definición, los espacios que sirven como cuartos de baño, pueden ser de diferentes tipos según su decoración, siendo los más comunes:

Baños minimalistas

Se caracterizan por tener muebles sencillos y pocos elementos que pretenden ofrecer un aire despejado y de orden a la estancia. Los materiales que lo constituyen suelen ser de origen natural y de colores neutros o tonos cálidos. Los muebles y repisas lisos suelen ser flotantes y se busca que sean luminosos, a poder ser luz natural.

Baño moderno

Suelen poseer mosaicos de vidrio, a veces reciclado y/o revestimientos. Muchos baños modernos mezclan el color blanco y la madera, buscando combinar la luminosidad y amplitud del primero con la calidez y naturaleza de la madera. En el estilo modernista, se suelen incluir aspectos rústicos o retro.

Baño vanguardistas

Este estilo busca romper con las formas y crear nuevas tendencias. Las bañeras amplias, mamparas y espejos grandes son parte de la decoración de estilo geométrico con revestimientos.  Este estilo busca incluir la tecnología en su diseño para sumar comodidad al hogar, con espacios amplios y líneas sencillas.

Baños urbanos

Estos baños presentan una estética que busca representar las calles de grandes ciudades mediante el uso de pavimentos y revestimientos. Este estilo se ha derivado del llamado “Street art” y los grafitis. Presenta un género juvenil en el que predominan los colores grises y materiales similares al cemento, acero y cristal.

Baños nórdicos

Bajo este estilo se intentan entrelazar la naturaleza con la modernidad y cierto aire minimalista. La madera es uno de los materiales que casi siempre se suele incluir, así como elementos como macetas decorativas artificiales, cuadros y plantas. Se caracterizan por tener paredes y muebles en blancos, que pretenden encontrar una simpleza visual

Baños clásicos

Compuestos por muebles antiguos pero no viejos. Suelen ser de tonos pastel, rosados y/o cremas, de estilo romántico. Suelen presentar un ambiente recargado, con papel pintado o con detalles florales, y materiales como el mármol y la cerámica. Las bañeras con patas y los biombos son mobiliario típico de este tipo de decoración.

Por otro lado, cuando hablamos de baños para hidroterapia o baños relajantes, los más comunes que encontramos en los centros de masajes son:

Baños con esencias florales

Baños relajantes en los que se echa al agua unas gotas de aceites esenciales o infusiones hechas a base de hierbas aromáticas que buscan modificar los estados de ánimo de las personas que los están recibiendo, disminuir la fatiga mental y calmar.

Baños de hifromasaje o jacuzzi

Masajean los músculos mediante chorros a presión que salen desde diferentes lugares, mejorando el flujo de la sangre y dando un extra de elasticidad a la piel. También se mezcla el agua a presión con aire para crear burbujas que estimulan el tejido muscular y relajan las terminaciones nerviosas.

Watsu

Este tipo de baño consiste en aplicar un masaje con los dedos y las palmas de la mano en determinadas zonas del cuerpo mientras la persona que lo recibe se encuentra sumergida en una piscina de agua termal, sostenida por unos flotadores. El agua templada amplía la sensibilidad de la piel y mejora la circulación sanguínea.

Baño turco o Hanmman

Son baños que se realizan en varias salas a diferentes temperaturas, todas muy elevadas. El calor, al ser húmedo, hace que la sudoración no se evapore y el cuerpo no se enfríe. Estas condiciones nivelan el sistema nervioso y relajan los músculos. No es aconsejable que las personas que padecen del corazón reciban estos baños.

Aquafloting

Las personas que los toman disfrutan de una sensación de ligereza y armonía gracias a la combinación de movimientos del agua. Ayudados por flotadores, los bañistas se dejan llevar por movimientos ondulantes, relajantes y estiramientos.



Créditos:


- Autor: Equipo de redacción, Revista educativa MasTiposde.com.
- Fecha de publicación: Febrero 16, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: