Los celos son un tipo de reacción de carácter emotivo y natural, se manifiestan cuando un individuo siente que un ser querido puede ser apartado por otra persona. Debido a esto, en los celos, hay mucho miedo a perder a dicha persona por la sensación de un riesgo específico.

Sin embargo, ese miedo puede ser realista y preciso, es decir, pensando en un vínculo sentimental, una persona puede sentir muchos celos si observa que su pareja es cortejada por otro individuo.


Por otro lado, es posible que los celos sean provocados por algo sin fundamento, cuando no hay prueba precisa de ningún riesgo, sin embargo la persona se siente amenazada de todas formas.

En casos como este es muy probable que no exista seguridad alguna en la persona afectada. Esto debe ser examinado dentro de un programa de terapias o con una conversación privada con la pareja.

Tipos de celos


Celos ocultos

Un sujeto que padece celos ocultos mayormente no discute sobre otras personas con su pareja, pero tiene un mal genio y realiza críticas negativas hacia su compañero.

Un ejemplo de esto es cuando una de las partes de la pareja es profesional y realiza comentarios inadecuados para mostrar que posee un domino sobre él o ella y para que la el compañero no demuestre ningún tipo de superioridad en ningún momento.

Celos exagerados

Estos celos se presentan cuando no hay ni hubo existencia de infidelidad, pero, aunque no hay razón alguna, el individuo celoso pelea y crea historias sin ninguna razón.

Celos laborales

Los celos laborales se fundamentan en la parte de la autoimagen que se alimenta de las valoraciones que una persona se hace como empleado en correspondencia con los demás asalariados.

De esta forma, un sujeto que siente que parte de una posición de desventaja en todo lo vinculado a su trabajo puede sufrir de celos laborales, debido a que no ve justo que alguien logra la ubicación que la persona afectada desea para sí, la promoción que quería o, sencillamente cuando entiende que tiene pruebas de que los demás empleados consiguen mejores trabajos que el suyo.

Celos de autorrealización

Se refieren al conglomerado de pensamientos abstractos sobre lo que significa el bienestar, progreso y realización personal.

Los que tienen estos celos piensan que las demás personas tienen una vida con más intensidad que el afectado, y prolongadamente relaciona su proyecta de vida con el de los demás que se ven como un ejemplo a seguir, solo para concluir quejándose de que todo lo han logrado estos modelos de vida no pueden ser alcanzados.

Celos infantiles

Este tipo de celos se manifiestan en niños pequeños y en jóvenes. Generalmente se refiere a los celos entre los hermanos, situaciones en los que se cree que un hermano interviene en los vínculos que existen con por lo menos uno de los padres.

Mayormente, estos celos traen como consecuencia disputas por lograr la atención de la figura dominante, que puede ser cualquier padre o adulto de la familia.

Celos de pareja

Es un ejemplo importante de problemas en una relación en la que una o ambas partes no le tiene confianza a la otra persona o de la habilidad propia para ser lo necesariamente atractiva para lograr que la relación funcione.

En un comienzo suelen fundamentarse en situaciones muy precisas, sin embargo mientras que los celos crecen, las pruebas que las que se basa la persona son más falsos, lo que puede causar que la relación se debilite.

Celos reactivos

Las personas con celos reactivos padecen esto en una relación determinada, ya que ha ocurrido una infidelidad por parte de uno de los miembros de la pareja. Aunque, también puede ocurrir que el sujeto con la que tienen un vínculo sentimental no está todo comprometido y los celos son una reacción de que la persona está viendo una amenaza futura.

En estos casos el vínculo debe pasar por una etapa en la que los dos confíen el uno en el otro para lograr una relación más fuerte.

Celos de tipo obsesivo

Son celos ofuscadores paranoicos y la persona que los padece sabe que no tienen sentido y que no corresponden con la realidad por la carencia de evidencia, pero, no logran impedir esos pensamientos.

Celos de tipo delirante

Este tipo de celos pueden deformar la realidad y los individuos que los padecen están seguros de que sus pensamientos están basados en evidencia y planteamientos reales. Generalmente, estos celos están vinculados con otros problemas psicológicos tales como la depresión.

Celos juveniles

Estos celos se presentan durante la pubertad, cuando los jóvenes inician a conocer sus primeros vínculos con otros adolescentes, o fortalecen a través de diversas experiencias sus relaciones con amigos.

En este período de desarrollo, junto con una nueva perspectiva del entorno que se forma el joven, donde los diversos vínculos pueden reforzarse más o desintegrarse debido a que cada persona empieza a diferencias intereses propios y maneras de conocer la vida.



Créditos:

  • Autor: Equipo de redacción, Paola María Wisky Hernández.
  • Fecha de publicación: Febrero 23, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: