La palabra pecado, deriva del latín peccatum que significa, violaciones a las distintas normas de tipo moral.

El pecado, desde el punto de vista religioso, es ofender a Dios, con actuaciones que la Biblia describe como pecaminosas. De acuerdo a esa interpretación  cristiana las imperfecciones que posee el individuo no llegan a considerarse como un tipo de pecado venial.

El pecado es descrito en los textos bíblicos cristianos, como la acción deliberada de la omisión de forma a propósito y con deliberación de un  bien mucho mejor. Es decir, la persona con su forma de obrar, en vez de proponerse elegir hacer un bien mayor, se va por el camino contrario y opta por elegir el bien que es menor.

El pecado se define como primera fuente de acción o el elemento que a lo interno de la persona produce acciones negativas. En hebreo, pecado quiere decir errar.

Mientras, en el griego este concepto de la fuente de todas las acciones fue mucho más amplio y desarrollado.

Tipos  de pecados


Pecado mortal

Desde el punto de vista bíblico, cuando se comete un pecado mortal uno de sus efectos principales es que se pierde la amistad que se ha mantenido con Dios. Se aniquila la forma de vida sobrenatural que posee, en sí misma, el alma. El resultado de cometer ese tipo de pecado es la condena al infierno, cuando la persona muere con ese pecado y sin arrepentimiento.

Pecado venial

Con este pecado venial, se llega a transgredir, pero de forma leve los postulados de la Ley de Dios.

No es que un pecado leve se convierta en grave o que la suma de varios pecados leves conformen o constituyan uno grave. Es que el pecado leve o venial dispone da oportunidad a que pueda ocurrir un pecado grave o mortal.

Pecado original

Es el primer pecado que reseña la biblia cristiana y pasó a convertirse en un acto o estado que se adquiere y no es un acto que se ha cometido.

Ese estado de culpa que recae sobre Adán y Eva, lo lleva consigo la condición de los seres humanos del que la persona solo puede liberarse si acepta el bautismo como sacramento.

Pecado capital

Es un pecado del cual se desprenderá otros. Dentro del pecado capital se establecen 7 divisiones en donde se detallan las características de algunos vicios que pueden conducir a cometer ese tipo de pecado. Con estas acepciones, el cristianismo intenta llevar educación e ideas moralizantes a sus fieles.

  

Pecado de avaricia

Este pecado capital, se refiere a la tenencia en exceso de elementos materiales y otras riquezas, en su propio provecho y sin compartirla con el prójimo.

Pecado de gula

Tiene que ver con la alimentación en exceso de bebidas y gran cantidad de comida, sin ningún tipo de control, de forma desenfrenada.

Pecado de lujuria

Se considera adicción por el sexo o deseo incontrolable de mantener relaciones sexuales. El lujurioso desvirtúa el acto mismo de la sexualidad, al usar la relación sexual para objetivos no de reproducción.

Pecado de pereza

Es la forma de actuar negativa que presenta la persona a la hora de tomar decisiones.

Tiende a evadir sus obligaciones, de tipo espiritual,  por su actitud pasiva y desinteresada.

Pecado de soberbia

Es el deseo que manifiesta la persona de ser mejor y mucho más importante que los demás.

El individuo confía tanto en él mismo que demuestra tan alto nivel de confianza que puede terminar en vanidad.

Pecado de la envidia

La envidia termina conduciendo al mal ejemplo al prójimo y a la avaricia.

Pecado de ira

Se caracteriza, por sentir  enfado y odio. Es ira cuando la persona no tolera a otra por diferentes razones, sea por cuestiones de religión, cultura o raza. Cuando niega la verdad y tiene en su corazón deseos y actitudes  de venganza.

Pecado original de  San Agustín

El pecado para este santo de la iglesia católica, es una actitud de gran soberbia, y es esa actitud la que lo lleva a definir su pecado. Declara que la envidia y la soberbia llevan a la persona a alienarse a sí misma.

San Agustín hace una diferencia entre el pecado exterior, y el pecado interior bueno o malo. Para él la lívido es un tipo de consecuencia del pecado original.

Pecado según Mahatma Gandhi

Según este gran líder religioso de la india, las fuerzas morales del individuo residen en lo más profundo, íntimo y noble que tiene la persona, que es su espíritu para poder sentirse libre de todo pecado.

Pecado según Dalai Lama

Para este líder espiritual de los tibetanos, lo principal es tener buen corazón y trabajar con tesón para convertirse en personas mejores y sin pecado.

Purgatorio

En el cristianismo, se denomina así,  a un estado en el que las almas de los difuntos tienen la obligación de purgar sus pecados,  si desean llegar a alcanzar eternamente la gloria.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Revista educativa MasTiposde.com.
Fecha de publicación: Febrero 14, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: