La palabra siembra procede del latín seminare, el cual refiere a la acción de poner semillas. La siembra es la acción y consecuencia de sembrar, o sea, de esparcir oa arrojar semillas en el suelo o en un recipiente preparado para el correcto crecimiento de la planta, la cual generalmente da fruto.

La siembra es el proceso utilizado para plantar semillas para que estas germinen y crezcan como plantas. Para una correcta siembra las semillas deben estar sanas, el terreno debe estar bien tratado y nutrido, y el clima del lugar debe ser el adecuado para el tipo de semilla a sembrar.

Tipos de siembra


Siembra directa en el terreno

Se trata de la siembra que se lleva a cabo en la misma época natural de siembra, donde las condiciones de la temperatura es adecuada para favorecer el correcto crecimiento de las plantas.

Como indica su nombre esta es la siembra que se lleva a cabo directamente en el suelo, donde la tierra es preparada para el cultivo, eliminando así las piedras, las hierbas o cualquier otro factor que obstaculice el correcto desarrollo de la plantación. Este tipos de siembra se puede hacer de dos formas distintas, sea en hoyo o a voleo.

Siembra protegida en semilleros

Es un tipo de siembra muy especial donde las semillas logran germinar mucho mejor, ya que no son sembradas directamente en la tierra, más bien se emplean semilleros, donde a estas se le da un trato mucho más directo y cuando las plántulas comienzan a germinar es que son trasplantadas en la tierra.  Este tipo de siembra se puede hacer a en línea y a voleo, donde posteriormente son cubiertas todas las semillas y luego se tapan con un cristal.

Para esta siembra también se puede emplear bandejas alveoladas las cuales se pueden adaptar a la variedad de tamaños de la semilla, las cuales presentan formas y tamaños muy variados. Con el uso de estas bandejas las plántulas se pueden trasplantar  mucho mejor.

Siembra en hoyos

Para este tipo de siembra se ha de cavar hoyos pequeños en la tierra a distancias regulables entre ellos y a una profundidad adecuada para el tipo de semilla a sembrar. En esta es poca la cantidad de semillas que se siembran, luego de colocarlas en sus respectivos hoyos se cubren utilizando un rastrillo y por último se riega.

Siembra a voleo

Es el tipo de siembra que se utiliza al momento de sembrar plantas anuales, donde para ello se esparcen todas las semillas directamente en el suelo y luego son cubiertas con una capa de tierra muy fina, y con un rastrillo que iguala toda la superficie para luego proceder con el riego. Al momento de esparcir las semillas se ha de tener cuidado con la cantidad a sembrar, ya que el abuso de esta llega a crear una gran competencia entre las plantas.

Siembra a chorrillos

Es el tipo de siembra recomendado para semillas de pequeño tamaño como es el caso de las lechugas, las remolachas y las acelgas, donde estas se deben de echar en el surco de una forma continua.

Siembra en filas

Para este tipo de siembra se ha de hacer un surco en la tierra, el  cual ha de ser lineal y a una variada profundidad acorde con el tamaño de la semilla a sembrar. Una vez realizado el zurco se colocan las semillas a una distancia que dependerá del tamaño que puede alcanzar la planta. Por último se deben cubrir con tierra sin llegar a prensarla, y se riega.

Siembra a golpes

Es la siembra donde se toma de dos a tres semillas y se colocan en pocitos directamente en el surco, los cuales han de mantener intervalos regulares. Es muy empleada para sembrar grandes semillas como es el caso de las semillas del pepino, de las habas, arvejas, porotos, zapatillo, etc.

Siembra en contenedores

Este tipo de siembra suele ser llevado a cabo por aquellos que se dedican a la producción de plantas, pues al sembrar en estos se logra dar un mayor cuidado a la planta, donde las probabilidades de que estas se enfermen o que tengan algún problema son difíciles.

  

Siembra a tresbolillo

Tipo de siembra realizada en cultivos de bancales, donde las semillas se pueden organizar mejor y así las plantas pueden desarrollarse perfectamente por el suficiente espacio que tendrán.

Para hacer posible este tipo de siembra solo se deben hacer hoyos en la tierra en forma de zigzag, y posteriormente se echan las semillas y se cubren ligeramente con la tierra para luego regarlas.

Siembra de precisión

Esta siembra es la recomendada cuando se busca ahorrar tiempo y sembrar en grandes extensiones, donde para ello se emplea una maquinaria especial que además ahorra mucho trabajo. Esta máquina se calibra para trabajar la tierra a una profundidad determinada según el tipo de semilla a sembrar, la misma se calibra a unos parámetros que dejan espacio suficiente entre las semillas.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Revista educativa MasTiposde.com.
Fecha de publicación: Abril 7, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: