tipos de suelosEl suelo, forma parte de la corteza terrestre y  está conformado por material erosionado y rocoso, por minerales re-depositados y disueltos, y por restos de cosas que se mezclan por la presión de las raíces de los árboles, por la fabricación de madrigueras por parte de los animales, y por el movimiento de las aguas subterráneas.

Los suelos pueden ser fértiles o no, esta característica será influenciada por varios factores como son:

  • La pluviosidad.
  • La temperatura.
  • El correcto drenaje de las aguas.
  • El agua.
  • La humedad.

La humedad es uno de los factores que da a lugar a los diversos tipos se suelos, ya que este en combinación con la temperatura  permite que las rocas se fragmenten, que se disuelvan o no ciertos minerales, y que se descomponga la materia orgánica como los restos de animales, de hojas, de tallos, los excrementos, etc.

Componentes del suelo

  • Orgánicos: dentro de este grupo se encuentran los restos de animales y plantas, y el humus –resultado de la descomposición de los animales y plantas, se ubica en la capa superficial de los suelos-.
  • Inorgánicos: aquí se encuentra la arcilla, la arena, el aire y el agua.
  • Componentes sólidos: refiere al esqueleto mineral del suelo. Ejemplo: clastos, granos, silicatos, humus joven y elaborado, sulfatos, etc.
  • Componentes líquidos: conformado por la disolución acuosa de iones y de sales.
  • Gases: comprendido por los gases atmosféricos.

Según la cantidad de cada componente que constituye al suelo, es lo que al final determinará su espesor, su color y lo hará o no fértil.

El color que presenta los suelos varía según el tipo, encontrándose suelos de color amarillo, rojizo, pardo, negrizco, blanquecino, etc., tonalidad que le da los minerales que posee, el tipo de roca y los demás factores antes mencionados.

Tipos de suelos acorde a su estructura


Suelo arenoso

Es un suelo muy ligero que llega a filtrar con gran rapidez el agua. Este es poco fértil, ya que no posee suficiente materia orgánica para dar vida a las plantas. Como su nombre lo indica, se componen específicamente de arena. Carecen de agua y no son recomendados para el cultivo.

Suelo arcilloso

Este tipo de suelo tiene un aspecto pesado y a la vez no filtra el agua muy bien. Se distingue de los demás por ser pegajoso y parecer como plástico cuando está húmedo. El suelo arcilloso llega a tener una gran cantidad de materia orgánica, y posee muchos nutrientes.

Se forman con arcilla que presenta granos de color amarillo y de grosor muy fino. En este se suelen apreciar ciertos charcos, ya que este tipo de suelo retiene el agua. Suelen ser empleados en la práctica del cultivo, solo si son mezclados con humus.

Suelo limoso

Es un tipo de suelo muy fértil, que llega a filtrar el agua con una gran rapidez, a comparación de los suelos anteriores. En este cualquier materia orgánica que tenga se llega a descomponer con una gran rapidez.

Suelos calizos

Este tipo de suelo se caracteriza por tener una gran proporción de sales calcáreas. Se distingue por su aspecto, el cual es de color blanco, es árido y seco, por lo tanto nunca se recomienda la agricultura por la escasez principalmente de minerales.

Suelos pedregosos

Se diferencian de los demás por los elementos que lo componen, donde en mayoría posee rocas de diversos tamaños y no llegan a retener el agua, por lo tanto su uso no es recomendable para practicar la actividad de la agricultura.

Suelos humíferos

Este tipo de suelo se logra diferenciar de los demás por la gran cantidad de materia orgánica que le forma, la cual siempre está descompuesta  o en proceso de descomposición –humus-.

  

Los suelos humíferos tienen un color oscuro y llegan a retener el agua perfectamente, por lo tanto es el tipo de suelo de mayor recomendación para el cultivo.

Suelos no evolucionados

Refiere aquellos suelos que tienen un aspecto similar a la roca madre. Son suelos brutos que rara vez tiene un poco de materia orgánica. Se originan por la acumulación aluvial y por restos erosivos. Ejemplo: los desiertos y suelos polares.

Suelos poco evolucionados

Estos también partieron de una roca madre, donde se llegan a encontrar tres tipos: los suelos ránker, que son un poco ácidos; los suelos rendzina, que se originan por la erosión y que parten de una roca madre carbonatada; y los suelos de estepa, que contienen mucha materia orgánica, y se desarrollan en climas mediterráneos subárico y en climas continentales.

Suelos evolucionados

Es el tipo de suelo donde se llega a encontrar un alto contenido de materia orgánica y de humus. Este presenta una gran independencia con la roca madre. Estos abundan en el planeta, como es el caso de los suelos de bosques templados, los suelos de climas templados, y el suelo rojo mediterráneo.

Mas tipos de suelos



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Revista educativa MasTiposde.com.
Fecha de publicación: Enero 13, 2016.

Para citar este artículo en formato APA: